Show simple item record

dc.contributor.advisorBairon Castrillo, Máximo, tutor
dc.contributor.authorAlcides Casas, Justo
dc.date.accessioned2019-09-18T18:12:12Z
dc.date.available2019-09-18T18:12:12Z
dc.date.issued2004
dc.identifier.urihttp://repositorio.umsa.bo/xmlui/handle/123456789/22935
dc.description.abstractSe analiza los ciclos sobre la economía nacional dando énfasis a las reformas económicas iniciadas en 1985 ayudaron a revertir el mayor proceso inflacionario que vivió Bolivia durante su historia y sentar las bases para un nuevo tipo de país en el que el Estado ceda su espacio a favor de las leyes de mercado y de sistemas institucionalizados de regulación y supervisión. La década de los 80 fue mala en crecimiento yen inflación, se ha considerado "la década perdida" para muchos países menos desarrollados y para América Latina como región. El alto endeudamiento externo de fines de los 70 y comienzos de los 80 demostró ser insostenible luego de las violentas sacudidas de las tasas de interés internacionales y de las caídas de los términos de intercambio de los primeros años de los 80, desataron la crisis de endeudamiento de esos años. Como resultado de esos impactos y el menor acceso al crédito externo, la mayoría de los países de ingresos medios y altos entraron en una profunda recesión. En cuanto a los países de ingresos bajos, los conflictos políticos sumergieron a la región en una profunda crisis. El repentino corte con los mercados de capitales internacionales sumergió a Latinoamérica en una profunda recesión. La gravedad de la crisis era tal que no existían soluciones simples. De hecho se llevó al banquillo el modelo completo de desarrollo de los treinta años anteriores. Como resultado, un país tras otro se fue embarcando en amplios programas de ajuste estructural, cuyo objetivo inmediato era restaurar los equilibrios macroeconómicos básicos con el fin último de crear las condiciones para recuperar tasas de crecimientos sostenible y progresar en la reducción de la pobreza. Para lograr sus objetivos, los programas de ajuste estructural incluyen un componente macroeconómico y uno microeconómico: El componente macroeconómico comprende medidas para reducir el déficit fiscal y facilitar una depreciación real. El componente microeconómico se orienta a la integración con la economía mundial, la reducción de las distorsiones de los mercados domésticos, las reformas y creación de instituciones y la reestructuración del sector público. Esta última tiene el doble objetivo de ayudar a reducir el déficit fiscal y fortalecer el rol del sistema de mercado en la asignación de recursos. Se supone que restaurar los equilibrios macroeconómicos y reducir las distorsiones ayuda no solo a obtener mayor producción con los recursos existentes sino que también afectan el nivel de la tasa de crecimiento sostenible. Luego de los enormes esfuerzos que han desplegado muchos países de América Latina para reestructurar sus economías, algunos de ellos se preguntan ahora como crecer. En las discusiones tradicionales sobre el crecimiento aparecen generalmente dos escuelas: la que pone todo el énfasis en la necesidad de aumentar la inversión, y la que además de inversión en capital fijo considera también la estabilidad de las políticas macroeconómicas.es_ES
dc.language.isoeses_ES
dc.subjectTESIS DE GRADOes_ES
dc.subjectCICLOS ECONOMICOSes_ES
dc.subjectREACTIVACION ECONOMICAes_ES
dc.subjectFLUJO DE CAPITALes_ES
dc.subjectINVERSIONes_ES
dc.titleLa influencia de los ciclos económicos en el flujo de capitales hacia Boliviaes_ES
dc.typeThesises_ES


Files in this item

Thumbnail
Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record